Ley 1098 de 2016

Publicado: Categoria: Conocimiento

El año de 1991 marca un hito especial para la defensa y garantía de los derechos humanos de los niños, las niñas y los adolescentes en Colombia: se promulga la Constitución Política en la que se define un nuevo ordenamiento político y jurídico a partir del reconocimiento de la Nación colombiana como un Estado Social de Derecho; desde ese mismo año surgen en el país varias iniciativas para reformar el Código del Menor, Decreto 2737 de 1989, con el propósito de ajustarlo a los nuevos mandatos constitucionales en materia de derechos humanos y a los preceptos internacionales de la Convención sobre los Derechos del Niño, esta reforma sólo se logra llevar a cabo en noviembre de 2006 con la aprobación del Código de la Infancia y la Adolescencia, Ley 1098 de 2006.

Este Código tiene por finalidad garantizar a los niños, a las niñas y a los adolescentes su pleno y armonioso desarrollo para que crezcan en el seno de la familia y de la comunidad, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión. Prevaleciendo el reconocimiento a la igualdad y la dignidad humana, sin discriminación alguna.

El código de infancia y adolescencia dota de responsabilidades a los niños, niñas y adolescentes en el artículo 15 al señalar “el niño, la niña o el adolescente tendrán o deberán cumplir las obligaciones cívicas y sociales que correspondan a un individuo”. No implica que niños y niñas deban asumir obligaciones que no les corresponden, como la de recoger dinero para llevar el sustento a sus familias, o pedir en la calle a costa de su proceso educativo. Se trata de que padres, madres, maestros, miembros de la comunidad, cuidadores y cuidadoras y en general, las personas que les rodean, les enseñen a hacer un ejercicio responsable de sus derechos, que incluye aprender a respetar y a observar los derechos de los demás, y hacerse responsables frente a los mismos. Cuando se hace referencia a ser sujeto de derechos, también es claro que se hace referencia a las responsabilidades que implica el ejercicio de sus propios derechos, es decir, reconocer en los otros los mismos derechos que le son reconocidos a ellos y ellas y a los adultos y que además les pueden ser reclamados.

El capítulo II señala el catálogo de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, y en teoría es la materialización del enfoque de protección integral. Este catálogo complementa los derechos reconocidos en los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado colombiano y en la Constitución Política de Colombia.

Son derechos de los niños, niñas y adolescentes:

Artículo 17: Vida, Calidad de Vida y Ambiente Sano.
Artículo 18: Integridad Personal.
Artículo 19: Rehabilitación, Resocialización.
Artículo 20: Derechos de Protección.
Artículo 21: Libertad y Seguridad Personal.
Artículo 22: A tener una Familia y no ser separado de ella.
Artículo 23: Custodia y Cuidado personal.
Artículo 24: A los Alimentos.
Artículo 25: A la Identidad.
Artículo 26: Debido Proceso.
Artículo 27: A la Salud.
Artículo 28: A la Educación.
Artículo 29: Desarrollo integral Primera Infancia.
Artículo 30: Recreación, participación en la vida cultural y en las artes.
Artículo 31: Participación.
Artículo 32: A la asociación y reunión.
Artículo 33: A la intimidad.
Artículo 34: A la información.
Artículo 35: Edad mínima de admisión al trabajo y derecho a la protección laboral de los adolescentes autorizados para trabajar.
Artículo 36: Derechos de los niños, las niñas y los adolescentes con discapacidad.
Artículo 37: Libertades fundamentales.

La ley 1878 de 2018 propone enmienda a la ley 1098 en cuanto a la verificación de la garantía de derechos, esta enmienda lo que posibilita es la celeridad e intrgraalidad en el proceso administrativo de restablecimiento de derechos, pen la medida que promulga que en todos los casos en donde se ponga en conocimiento la presunta vulneración o amenazada los derechos de un niño, niña y adolescente, la autoridad administrativa competente emitirá auto de trámite ordenando a su equipo técnico interdisciplinario la verificación de la garantía de los derechos. Se deberán realizar:

  • Valoración inicial psicológica y emocional.
  • Valoración de nutrición y revisión del esquema de vacunación.
  • Valoración inicial del entorno familiar, redes vinculares e identificación de elementos protectores y de riesgo para la garantía de los derechos.
  • Verificación de la inscripción en el registro civil de nacimiento.
  • Verificación de la vinculación al sistema de salud y seguridad social.
  • Verificación a la vinculación al sistema educativo.

La verificación de derechos deberá realizarse de manera inmediata, excepto cuando el niño, la niña o adolescente no se encuentre ante la autoridad administrativa competente, evento en el cual, la verificación de derechos se realizará en el menor tiempo posible, el cual no podrá exceder de diez (10) días siguientes al conocimiento de la presunta vulneración o amenaza por parte de la Autoridad Administrativa.